Educación en danza

La educación en danza será otro tema de ponencia durante la celebración del Día Internacional de la Danza (DID) a celebrarse el 29 de abril de 2015 en el Departamento de Estado en el Viejo San Juan. La educación cultural en la Isla tiene alrededor de 60 años cuando se fundó el Instituto de Cultura Puertorriqueña, de donde proviene la Escuela de Artes Plásticas en movimiento con el Conservatorio de Música y el programa de Drama en la Universidad de Puerto Rico. Por su parte, la educación cultural de la danza evolucionó a forma escénica con la compañía Ballet de San Juan. La investigación científica superior brilló por su ausencia hasta ahora, después de 60 años. Hablo de la educación de enseñanzas profesionales de la danza, el método pedagógico que proporciona el nivel de estudios altamente especializados.

La danza es una rama más dentro de las bellas artes, reconocida así desde la mitología griega, pero en la Isla no se consideró de esta manera. La educación es la base donde se apoya la humanidad; la ausencia de acogerse con fidelidad a las materias específicas de la danza obligó a muchos puertorriqueños, interesados en la misma, a salir de la Isla.

La materia de la danza es de contenido especial, único en su proceso complejo de conjugar comprensión y expresión, conocimiento y realización. Los contenidos esenciales en la formación se basan en la profundización permanente de los mismos, por su trayectoria de grado de dificultad ejecutoria e investigativa. El objetivo principal de la danza es contribuir a desarrollar personas con capacidades generales de valores cívicos, aptitudes estéticas, destrezas artísticas y conocimientos de patrimonio histórico y cultural. La educación de la danza se aplica como punto de referencia a las inteligencias múltiples. Se valora la importancia del cuerpo y la mente, sensibilizando la personalidad del bailarín o la bailarina. Se aplican las matemáticas, la geometría, la ciencia, la historia, la logística y el análisis de razonamiento. Pero más importante aún, la disposición de integrarse en un grupo como responsable del conjunto, tanto para trabajos coreográficos como sociales. En fin, que la educación de la danza proporciona un conocimiento corporal y emocional para mantener el adecuado equilibrio y bienestar psicofísico que contribuyen a los reflejos necesarios que requiere la solución de los problemas que puedan surgir en el diario vivir.

Para concluir, se debe formalizar el proceso del diseño curricular en consorcio con el sistema educativo del Gobierno; el derecho de un Conservatorio de Danza, necesario para crear cambio social. Recientemente, el sistema educativo privado inició los servicios de educación artística en la danza.

AproDanza ha hecho investigaciones y aportaciones incondicionales al servicio de la comunidad, con un diseño curricular que abarca todas las ramas de la danza y su metodología pedagógica. Una de sus metas es establecer alianzas con otras organizaciones para la educación sociocultural. El evento del DID 2015: Conversatorio de “La Ciencia del Movimiento de la Danza y el poder que tiene para crear cambios sociales” promete presentar la necesidad del compromiso para impulsar una educación formal en el desarrollo de profesionales de la danza y certificar correctas y seguras sus prácticas artísticas y metodológicas de las enseñanzas de la danza. Por lo tanto, debe atenderse el movimiento de este asunto para el bienestar de la comunidad en Puerto Rico, un Conservatorio de Danza de Puerto Rico como eje central en el Caribe.

Publicado y difundido en: El Post Antillano

Crédito foto: Ministerio de Cultura de la Nación Argentina, www.flickr.com, bajo licencia de Creative Commons (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/)

Salud con la danza

La salud es uno de los temas que se presentará en el Conversatorio de la Danza, para la celebración del Día Internacional de la Danza, CID UNESCO, 29 de abril, en Puerto Rico. La misma se llevará a cabo en el anfiteatro del Departamento de Estado en el Viejo San Juan, de 10:00 a.m. a 3:30 p.m., libre de costo, abierto al público.

El baile es el mejor ejercicio para todas las personas. El ejercicio de la danza es tan antiguo como el hombre mismo. Por su antigüedad el baile se considera como la actividad física mas completa y exigente de todas las disciplinas. El baile es la respuesta más activa de todas las artes y los beneficios físicos para lograr dominar la técnica, se coordinan en armonía con el ritmo de la música, estilizando la colocación corporal ósea y la elegancia de los movimientos del cuerpo.

El baile se conoce hoy día como el ejercicio más beneficioso para la salud y la belleza física, espiritual y emocional del ser humano El ejercicio como disciplina y practica deportiva es ideal para producir efectos sedantes y relajantes en nuestro sistema nervioso. También proporciona en nuestro cuerpo y en nuestros músculos fuerza, flexibilidad y resistencia para mantener calidad de vida. En la práctica se trabajan todas las articulaciones ósea del cuerpo. Desde las más pequeñas hasta las más grandes. Muy en particular, la espalda, la espina dorsal que incluye llevar los brazos, sosteniendo la cabeza con los trapecios, al igual que las piernas que comprende desde la cabeza del fémur en relación con la articulación del hueso de la pelvis.

Múltiples beneficios para el cuerpo y mente

Además, el beneficio del ejercicio del baile y de la danza, desarrollan un alto sentido de control físico y emocional que logra coordinar con eficacia la vida cotidiana. Mediante este proceso terapéutico del baile, se busca el jardín interior de los órganos y de los músculos, para conocer y desarrollar la sensación de la belleza interior de la persona, que trasciende mas adelante una actitud sublime y espiritual favoreciendo las relaciones sociales en la vida.

Por eso, las personas que practican el ejercicio del baile o de la danza se destacan por la elegancia que portan en su expresividad corporal y por el gusto que llevan disfrutando de la vida.

Posteado y compartido en: El Post Antillano

Crédito foto: Quinn Dombrowski, www.flickr.com, bajo licencia de Creative Commons (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0/)

Puerto Rico celebrará el Día Internacional de la Danza

El próximo 29 de abril, como cada año desde 1982, se celebrará el Día Internacional de la Danza. Es uno de los programas del Consejo Internacional de la Danza (CID) en la Unesco. Por cuarto año consecutivo, AproDanza (Asociación Profesionales de Danza de Puerto Rico) ha posicionado internacionalmente a la Isla en dicho evento. Este año nos dirigimos a un conversatorio sobre la “La ciencia del movimiento de la danza” y el poder que tiene para crear cambios sociales. Los temas que serán abordados por especialistas de la materia se relacionan con la cultura, la salud, el impacto social y la educación. La actividad se llevará a cabo en el anfiteatro del Departamento de Estado en el Viejo San Juan de 10:00 a.m. a 3:30 p.m.

La razón principal de estas jornadas en celebración del Día Internacional de la Danza es la de atraer la atención del gran público, en especial los lideres del País, para que conozcan el poder del arte de la danza en la salud. De igual forma se dirige a interesar a un público nuevo que generalmente no asiste a espectáculos de danza y no conocen los beneficios de la salud que esta otorga al ser humano y a la sociedad. En Puerto Rico, para la celebración del Día Internacional de la Danza se reconocerá a la señorita Daviana Torres Piñol, como embajadora de la danza, una estudiante candidata a graduación de la Escuela Julián Blanco Ballet Clásico de Puerto Rico. La señorita Torres presentará una conferencia sobre su vida y pasión y una pieza coreográfica.

La historia de esta celebración inicia en 1973 por un grupo de personas de varios países que se reunieron en el interior del Palacio de la Unesco en París para fundar el Consejo Internacional de la Danza. Una organización mundial para el arte de la música existía ya desde muchos años antes, igual que otra organización para el teatro; por lo tanto, era natural pensar que la danza debía tener su propio cuerpo superior. Los padres y las madres fundadores eran activos en ballet y en danza moderna, y así los sucesivos miembros continuaron siendo bailarines distinguidos, coreógrafos y profesores de danza, principalmente europeos. El famoso coreógrafo alemán Kurt Jooss fue elegido como presidente.

Mucho después, empezando en 1999, la membresía fue abierta a personalidades de otras formas de danza: tradicional, contemporánea, tango, india, terapéutica, oriental, entre otras. Ahora se puede decir que CID es verdaderamente representativo cuando se trata de idiomas, áreas geográficas y funciones de la danza. Los estudiosos constituyen una alta proporción en su participación, así como profesores de universidades, doctores universitarios, autores de libros, investigadores e historiadores. Organizaciones tales como federaciones, uniones, departamentos universitarios y asociaciones de grupos regionales permanecen como la más importante categoría de miembros.

Y en Puerto Rico nos unimos a este gran evento desde el 1993 cuando la primera especialista de danza del Instituto de Cultura Puertorriqueña, Mayra Collazo Ortiz, crea la Semana Nacional del Baile. La misma giraba alrededor de dicho evento y hoy día el Instituto de Cultura lo reconoce como el Festival Internacional del Baile.

La próxima semana se publicará más información sobre la gran celebración del Día Internacional de la Danza. Y ahora a bailar todos.

Publicado también en: El Post Antillano

Crédito foto: Barry Goyette, Wikimedia Commons, bajo licencia de Creative Commons (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0/deed.en)